De Cristo a la Falsa Doctrina – Parte I

El verdadero evangelio comienza a partir de éste hijo de Dios que vivió entre los hombres, murió y resucitó de entre los muertos al tercer día.

Posteriormente los doce apóstoles (personas que fueron instruidas directamente por Cristo), desarrollaron la iglesia y es ahí donde surge el verdadero cristianismo. Grandes hechos y maravillas se hacían como confirmación de Dios a su palabra. La verdadera cristiandad estaba ungida por el Espíritu Santo y barría con la idolatría y el paganismo como el fuego en la pradera.

Se decía que los cristianos de éste tiempo, dieron vuelta al mundo de arriba hacia abajo. Así de poderoso era su mensaje y su espíritu.