Para poder entender el origen de muchas religiones y culturas de hoy en día, es necesario conocer el origen de todo ésto. Y qué mejor forma de conocer el origen  de las religiones que estudiando la vida y los hechos de su precursor.

El nombre Nimrod, significa rebelión. He ahí por qué la Biblia nos habla de éste personaje como vigoroso cazador delante de Jehová (Génesis 10:9). Nótese que no dice vigoroso cazador conforme a la voluntad de Jehová, sino delante de Jehová. Es decir en oposición a Jehová.

La Biblia no nos da tantos detalles acerca de éste personaje, pero sí los más importantes. Nos dice que llegó a ser el primer poderoso en la tierra (Génesis 10:8), el comienzo de su reino fue Babel, una gran ciudad que posteriormente se llamó Babilonia y aún más adelante como Mesopotamia, el imperio más antiguo. Aparte de construir muchos reinos más, entre ellos Nínive.

El hecho de que Nimrod fuera un poderoso cazador, le hacía sobresalir entre las personas primitivas de su época. Según algunos historiadores, éste hombre también fue un gigante, atributo por el cual también pudo haber tenido muchos seguidores. Se dice que Nimrod era tan poderoso y tan grande la impresión que causó en la mente de los hombres, que el oriente está lleno actualmente de tradiciones de sus extraordinarias proezas.

Su Imperio

Lleno de poder y popularidad, Nimrod decide crear un mejor sistema de protección. En lugar de luchar con las bestias salvajes, decide organizar a las personas en comunidades y amurallarlas para reseguardarse. Posteriormente ¿Por qué no organizar ésas comunidades en ciudades y más adelante en reinos? Claramente podemos saber que éste era el pensamiento de Nimrod, él quería estar a la cabecera de cada uno de ésos reinos. Génesis 10:10 dice: Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne en la tierra de Sinar. Así fue como el reino de Nimrod fue establecido como el primer reino mencionado en la Biblia.

LEER  Libros Apócrifos

Éstos reinos pudieron haber sido magníficos. Sin embargo, Nimrod no era temeroso de Dios. La palabra poderoso con la que se le describe viene del hebreo gibor, que significa tirano. Como dice la Enciclopedia Judía, Nimrod fue quien hizo a las personas rebelarse contra Jehová.

El problema fue que éste hombre no sólo fue un rebelde contra Dios. Sino que también fue un sacerdote de idolatría diabólica y atrocidades de la peor clase. Finalmente Nimrod rey-sacerdote muere. Quedando el reino a cargo de su esposa Semiramis.

Endiosamiento

Después de la muerte de Nimrod, su esposa se proclama a sí misma como Rhea, es decir madre de los dioses y declara a Nimrod como el dios-solar. Más tarde en la historia, Nimrod ya muerto pero no olvidado se le conoce como Baal, título que significa señor o amo. También le llamaron Kronos al que los romanos llamaban Saturno. Posteriormente se le asigna un nombre diferente en cada cultura, pero refiriéndose siempre a un mismo personaje. Siendo el título de Nimrod, Baal. Su esposa saría Baalti que en latín es Mea Domina y en italiano Madonna.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Noticias

Carta al Padre de la Novia

A continuación ustedes verán una carta que quizás es la más desgarradora que un padre cuya vida a dedicado al cristianismo puede recibir, o tal vez sea una carta con la mejores noticias que dicho padre puede esperar. Eso lo juzgará el lector...

Noticias

Culto a la Madre e Hijo – Parte I

Era de esperar que luego de que el pueblo de Babilonia fuese disperso a través de la tierra, llevaran consigo éstas costumbres. Y el culto a la madre e hijo no era la excepción. De ésta manera podemos entender porqué las naciones en tiempos antiguos realizaba este culto a la madre y al hijo, aún mucho antes del nacimiento de Cristo. En las muchas naciones en las que se realizaba éste culto, tan sólo eran los nombres que cambiaban, a causa de la distinción del lenguaje. Sin embargo, la historia central era la misma.

Noticias

Origen de la Iglesia Católica

La Iglesia Católica afirma ser la única y verdadera iglesia la cual fue fundada por Cristo encomendada al apóstol Pedro a quién se le dio la misión de la difusión de la misma junto con los demás apóstoles. La cabeza de la Iglesia Católica es el obispo de Roma, considerado el sucesor de Pedro. Quien a su vez, según la tradición católica, fue el primer papa. Sin embargo, en éste artículo veremos cuál fue el verdadero origen de la Iglesia Católica y cuál fue el fin de su constitución.