A diferencia de la pregunta ¿Existe Dios?, casi nadie pone en duda la existencia de Jesucristo. Se sabe que realmente existió, que hace aproximadamente 2000 años caminó por las calles de Israel. Sin embargo, el debate comienza cuando se empieza a analizar la identidad completa de Jesucristo, la mayor parte de las personas lo han considerado como un profeta, un maestro o un hombre devoto. Por otro lado, la Biblia nos declara que Jesucristo no fue simplemente un profeta, un maestro más u otro hombre devoto.

El mayor error que una persona puede cometer en cuanto a Jesucristo, es decir que le acepta como un gran maestro moral. Pero no como Dios. De hecho, hay muchas sectas y religiones alrededor de todo el mundo que no consideran a Jesucristo como Dios, sino, tan sólo un profeta. La vida de Jesucristo fue tan especial que no se le puede catalogar tan sólo como un gran maestro moral.

Juan 10:30 “Yo y el Padre uno somos…”, nos muestra qué es lo que Cristo decía de sí mismo. Según el texto podemos entender que no declaraba directamente ser Dios. No obstante, Juan 10:33 dice: “Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios”. En los versículos siguientes Jesucristo no niega la declaración de los fariseos. Así que podemos asumir que él realmente estaba declarando ser Dios al afirmar “Yo y el Padre somos”. Por otra parte, él también declara “Antes que Abraham fuese, yo soy” Juan 8:58.

Así que al afirmar Cristo que él es Dios. No podemos decir que es sólo un gran maestro moral. Y si así lo fuera, entonces Jesucristo sería mentiroso. Por lo tanto no puede ser un profeta o un hombre devoto. En defensa a ésto, muchos “eruditos” modernos declaran que Jesucristo no declaró muchas de las cosas que ahora están en la Biblia. Pero, qué tanto puede decir un erudito que dista de la vida de Jesucristo 2000 años. Y dejar en segundo lugar la exactitud histórica de la Biblia.

LEER  Babilonia la gran Ciudad

El lector quizás preguntará ¿Por qué es tan importante saber que Jesucristo es Dios o no lo es?

En realidad es el fundamento más importante del cristianismo. Si Jesucristo no es Dios, en vano fue el sacrificio en la cruz. Si Jesucristo no hubiese sido Dios, su muerte no habría sido suficiente para cubrir los pecados del mundo entero. 1 Juan 2:2 “Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. ” Jesucristo tenía que ser Dios para poder pagar el pecado de los hombres. Tenía que mostrarse hombre para poder morir.

La deidad de Jesucristo es la razón por la que él es el único camino hacia la salvación. Su deidad es la razón por la que él dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí”.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Noticias

Carta al Padre de la Novia

A continuación ustedes verán una carta que quizás es la más desgarradora que un padre cuya vida a dedicado al cristianismo puede recibir, o tal vez sea una carta con la mejores noticias que dicho padre puede esperar. Eso lo juzgará el lector...

Noticias

Culto a la Madre e Hijo – Parte I

Era de esperar que luego de que el pueblo de Babilonia fuese disperso a través de la tierra, llevaran consigo éstas costumbres. Y el culto a la madre e hijo no era la excepción. De ésta manera podemos entender porqué las naciones en tiempos antiguos realizaba este culto a la madre y al hijo, aún mucho antes del nacimiento de Cristo. En las muchas naciones en las que se realizaba éste culto, tan sólo eran los nombres que cambiaban, a causa de la distinción del lenguaje. Sin embargo, la historia central era la misma.

Noticias

Origen de la Iglesia Católica

La Iglesia Católica afirma ser la única y verdadera iglesia la cual fue fundada por Cristo encomendada al apóstol Pedro a quién se le dio la misión de la difusión de la misma junto con los demás apóstoles. La cabeza de la Iglesia Católica es el obispo de Roma, considerado el sucesor de Pedro. Quien a su vez, según la tradición católica, fue el primer papa. Sin embargo, en éste artículo veremos cuál fue el verdadero origen de la Iglesia Católica y cuál fue el fin de su constitución.